Consiliencia es la disposición de unir los conocimientos y la información de diferentes disciplinas para crear un marco unificado de entendimiento. El término proviene del inglés consilience: la unidad del conocimiento (literalmente un “saltar juntos” del conocimiento). La consiliencia es entonces la voluntad de tender puentes sobre el abismo cultural entre las ciencias y las humanidades.

Este concepto en apariencia tan complejo, pero de una vigencia absoluta en cuanto a producción artístico-cultural y acceso al conocimiento se refiere, es la estructura a la que el proyecto MediaEstruch quiere asirse para lanzar su particular propuesta: un espacio de investigación y trabajo que recoge el modelo de las fábricas de creación y lo traslada al ámbito de la tecnología y la emprendeduría cultural, acercando los mundos de la empresa, el sector de la investigación tecnológica y el ámbito de la creatividad artística.

El proyecto nace como un brazo más de L’Estruch, la primera fábrica de creación de artes en vivo situada en al antigua fábrica de tintes Can Estruch, en Sabadell, Barcelona. Un espacio destinado al desarrollo de las artes en vivo, que desde su primer momento se concibió como un centro de apoyo a la creación de manera integral; dando cobertura a toda la cadena de valor de la producción artística (formación, investigación, producción, exhibición y difusión). El centro tiene una vocación marcadamente transdisciplinar, proporcionando apoyo activo a muy diversas áreas, desde las artes escénicas (teatro, danza, circo, música), hasta la producción y formación en artes visuales o la especialización en prácticas performativas.

MediaEstruch se ha unido a partir de este otoño al complejo L’Estruch, cristalizando con su servicio la posibilidad de promover la convivencia de prácticas y tendencias provenientes de diferentes disciplinas, justamente, la principal característica de nuestro siglo XXI. Su programa de actividades se orienta a la pedagogía, formación e investigación dirigida a profesionales del sector, amateurs o a la ciudadanía en general, girando alrededor de la cultura y su relación con los nuevos contextos tecnológicos. Un área de trabajo que se echaba a faltar dentro del complejo L’Estruch. Todo esto materializado en forma de cursos, talleres de formación y laboratorio de investigación concebidos como contextos de trabajo en grupo.

El proyecto plantea, como base de sus operaciones, un sistema de residencias en el laboratorio o en la sala multimedia del Mediaestruch, destinado a artistas o colectivos artísticos, que ofrece también la posibilidad de disponer de puestos de trabajo en el vivero de emprendeduría. Sin embargo, es importante insistir que hay un amplio abanico de contenidos dirigidos a públicos de todo tipo, desde los más especializados hasta los principiantes.

MediaEstruch aparece así como un espacio que intenta cubrir una demanda consciente que el público de Barcelona y sus alrededores lleva lanzando desde hace muchos años. Quizá la mejor manera de llenar el vacío de un Medialab en la ciudad y su área metropolitana sea la generación de diferentes espacios y proyectos orientados a estas temáticas que ofrezcan un abanico mucho más amplio de opciones para consolidar esta importante línea de trabajo.

Mediaestruch es un proyecto de UmésDos y Trànsit Projectes, para el Ayuntamiento de Sabadell, te invitamos a seguir la pista de sus actividades y las de todo L’Estruc a través de sus espacios de publicación o de este mismo blog.

Se han cerrado los comentarios

Acerca de Tránsit Projectes

Generamos proyectos para facilitar el acceso al capital cultural. Más en: http://www.transit.es/

Categoría

artículos

Etiquetas

, , ,