Por Jordi Baltà Portolés (@jordibalta| En 2006, países de todo el mundo firmaron la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que reconoce el derecho de las personas con discapacidad a participar, en igualdad de condiciones con las demás, en la vida cultural, y establece el deber de los gobiernos de contribuir a ello. Todos los estados miembros de la Unión Europea han ratificado esta Convención, y por lo tanto tienen el compromiso de adoptar medidas en este ámbito. Es importante recordar que en la UE viven más de 42 millones de personas con discapacidad, lo que equivale al 13% de la población adulta, aunque la cifra se eleva al 19% si ampliamos la definición a aquellas personas que adquieren una discapacidad en la tercera edad. Continuar leyendo