En tiempos de obstáculos y limitaciones es común repetir un mismo argumento acerca de la creatividad como espacio de posibilidades para generar cambios. Quien tiene las herramientas para afrontar de forma inteligente y novedosa un problema, se dice, es capaz de generar soluciones alternativas que superen las deficiencias y las etapas de crisis.

Lo cierto es que la creatividad está basada en la habilidad de manipular ideas de un modo fluido, flexible, elaborado y original (J.P. Guilford), pero requiere de mucho más que talento e inteligencia. El desarrollo de los procesos creativos que abran el camino a la necesaria innovación demanda trabajo, investigación y entornos propicios para desarrollar esas ideas. Algo similar a lo que Dan Coyle afirma refiriéndose al origen del talento: “El talento no es fruto de la genética o el azar, sino que se puede cultivar. Una práctica intensa, una motivación fuerte y apasionada, y unos buenos maestros capaces de ejercer de referentes, son suficientes para que una idea cualquier deje de serlo y se convierta en la solución importante.”

ITD y Trànsit Projectes presentan mañana MakerConvent, un proyecto que apuesta, precisamente, por la generación de un espacio de trabajo propicio para el desarrollo de la creatividad y las iniciativas de innovación (centrado en este caso en la fabricación digital) dentro del ámbito de la cultura de proximidad.

MakerConvent es una iniciativa en el marco del proyecto europeo FormaLab cuyo objetivo principal es la creación de metodologías para promover la transferencia de conocimiento. La idea detrás de la creación de FormaLab es la aplicación del concepto de Fablab a la educación de adultos y a su integración como modelo educativo en el contexto de un centro de formación comunitario. FormaLab quiere crear un Laboratorio de Fabricación (o FabLab) operativo. Su apuesta es a favor del desarrollo de competencias que permitan alcanzar un nivel de innovación suficiente para dar respuesta a las necesidades educativas de jóvenes adultos desempleados en el contexto de la crisis actual.

La innovación se consigue con un acercamiento global al conjunto de capacidades clave de cada participante, con la implicación de los usuarios en el proceso, y con el desarrollo de un entorno que favorezca la creatividad y la motivación. Siempre con la idea fija de transferir conocimiento desde la aplicación del mencionado modelo FormaLab.

La creación del espacio MakerConvent encaja en este marco como un espacio de aprendizaje informal de las nuevas herramientas digitales de creación, protitpado y producción en el ámbito del sector audiovisual.

La cita para la presentación de este nuevo proyecto es el próximo 21 de marzo de 11 a 14 hrs en la Sala Clidoscopi del Centro Cívico Convent de Sant Agustí. Una apuesta por la fabricación digital en el ámbito de la cultura de proximidad y un encuentro para abordar, además de las características de MakerConvent y el modelo formalab, temáticas como las necesidades de formación y de espacios de creación públicos, así como las posibilidades que la filosofía maker, el fabbing, el DIY, el DIWO y demás herramientas de producción pueden ofrecer tanto en el ámbito cultural, como en el desarrollo de otras actividades y sector.

Más información en twitter: @makerconvent

 

Acerca de Mario Hinojos

/ Encargado del área de soportes & contenidos de Tránsit Projectes y editor responsable de este blog. [Storytelling; texto; audiovisual; curaduría de contenido; producción y soportes digitales]

Categoría

producción

Etiquetas

, , ,