MPC_TRANSIT_PRESENTA

La maqueta del disco. La escena es la siguiente: cuatro chicos, quizá cinco, se reúnen en un garaje. Hacen a un lado las cajas infestadas de polvo, los objetos en desuso que la madre de uno de ellos se niega a desechar invadida de nostalgia. Hay muchos otros trastos, apenas y dejan espacio para el coche que debería ser lo único destinado a esa habitación. Los chicos se deshacen de aquellos vestigios rancios y en su lugar colocan una batería, un par de amplificadores a los que enchufan el bajo y la guitarra. Uno de ellos se apodera del micrófono, otro más sugiere que todo cambiaría agregando el sonido melódico de unos teclados, o incluso la atrevida presencia de algún viento. No lo hacen mal pero su principal activo es el entusiasmo y mucho más, el disfrute de aquella actividad espontánea. Sin importar los referentes o la sofisticación de sus instrumentos; sin importar el género que pretenden o su pericia como compositores, lo que realmente importa de dicha escena es el alegre ejercicio de una inquietud genuina. El disfrute de aquella actividad espontánea.

Nosotros no somos músicos, ni somos adolescentes, ni somos un cuarteto de chicos. Ni somos mucho menos principiantes. Pero el disco negro que a continuación os compartimos en forma de libro, está lleno, justamente, de un entusiasmo igual de genuino y frenético que el que tuvimos cuando nuestro trayecto en el sector comenzaba, hace ya más de 30 años. Lo que recorre las páginas del libro que aquí tratamos de presentáros es una amplia colección de inquietudes y es la evidencia de un proceso igual de osado, igual de apasionado, igual de gozoso e igual de vocacional que el de un grupo iniciatico de jóvenes músicos que se reúne cada tanto en un garaje. Las premisas son las mismas: ensayar, explorar, buscar incansablemente, consultar y admirar a los otros, aprender haciendo; y sólo al final, la promesa, cumplida en este caso, de un producto interesante, de un disco, de un black álbum. De un libro como este.

Los criterios y los conceptos ya se irán recogiendo por el camino de escuchas que propone Música para camaleones. Los agentes, los proyectos reunidos aquí son la evidencia y el ejemplo de esa emoción y ese arrebato compartido. Todos, a su manera, sugerirán no sólo formas de leer lo que ahora está pasando en materia cultural, sino interesantes imaginaciones, prospectivas y deseos para lo que aún está por venir. Relájaos pues, colocad los cascos sobre vuestros oídos, ajustad el volumen, cerrad los ojos si así lo creéis necesario, pulsad ese botón y disfrutad de la selección de tracks que os proponemos.

 

El Disco / El Libro / PRESENTACIÓN 05 nov; Hub Madrid.

Música para Camaleones es un catálogo de buenas prácticas culturales que busca rebasar su vocación de inventario para sugerir una nueva forma de realizar proyectos. Una reunión de voces diversas, un conjunto de experienciasas que se presentan como una manera de entender lo que se ha hecho y se está haciendo en España en cuanto a prácticas de gestión y producción cultural alternativas e innovadoras se refiere.

Desde el 2009, Tránsit Projectes ha reunido a representantes de instituciones, proyectos y espacios culturales bajo una idea general: repensar la actividad del sector de la cultura en tiempos de crisis. Ahora, Música para Camaleones recoge todas estas iniciativas agrupadas bajo las cinco pistas temáticas que marcaron el inicio del proyecto. Cinco tracks que nos impulsan a seguir mutando. Cinco pistas en las que las voces de diferentes agentes/camaleones nos comparten sus experiencias, métodos e ideas. Redes Geniales; Periferias Como Centros; SUR-SUR: Colaborar / Cooperar / Cooproducir; Ser Viajeros No Viajantes. Cambio de eje; Innovación Serendipia.

Nuestros camaleones son expertos en el arte de la adaptación, son todos aquellos artistas, gestores y productores empeñados en seguir produciendo y difundiendo cultura en tiempos adversos. Las experiencias aquí reunidas son una ruta para la transformación de nuestros territorios, proyectos, modelos de trabajo e ideas sobre el futuro. Su naturaleza transformadora radica en cómo reaccionan, cómo operan todos ellos respecto a la emprendeduría, a las redes colaborativas, a la innovación, al concepto de laboratorio, del procomún, de la financiación y de la estrategia. Una metodología de trabajo con la que ejercen su papel de agentes de cambio.

Se es camaleón no porque se cambie de color sino porque la exactitud con la que se decide cuál es el entorno que se adquiere como vestimenta, es el que hace destacar la belleza de una piel en apariencia tan poco singular que se parece a todas las pieles, pero a la vez tan única que las contiene a todas.

Música para camaleones cuenta con la colaboración de importantes nombres del ámbito de la cultura, que dan su personal y profesional visión de los 29 iniciativas que se presentan en esta publicación. El lunes 5 de noviembre, a las 19:30, presentamos en Hub Madrid Música para Camaleones. El Black Álbum de la sostenibilidad cultural. Estarán los camaleones y editores del libro.